domingo, 14 de octubre de 2007

Toros y Olé

Mes morado. Plaza de Acho. Los diaros comentan sobre "una feria que no termina de anunciarse", se rumorea la llegada del "torero francés, agotado y exahusto que se ha jugado la vida en cada tarde" y empiezo a ver los paneles de "el evento más esperado en el mes del Señor de los Milagros".

Al grano: ¿Hasta cuándo seguirá existiendo este tipo de espectáculos? Soy algo pesimista pues si nos remontamos a la historia de nuestro país, el "arte de la tauromaquia" está presente desde 1762, a inicios del gobierno del Vierrey Amat y Juniet. Tremendo arte se mantuvo en épocas modernas y fue símbolo de status en nuestra sociedad limeña: recordemos en "Un Mundo Para Julius" a Juan Lucas y los hermanos de Julius a la espera del inicio de la Feria del Señor de los Milagros.

El tema es muy controvertido a bajas voces pues debate ético alguno no recuerdo que se haya dado; algunas manifestaciones antitaurinas se dieron pero no han alcanzado reunir multitudes: Algunas organizaciones animales y los "punkekes antitaurinos" (estos últimos sí que son hipócritas, demasiada bulla porque a los de Acho los exoneran de impuestos y a ellos no).

Ahora viene el punto crítico: ¿qué principios éticos debemos adoptar para juzgar a las corridas de toros? " Las personas simpatizantes a esta actividad o los simples neutrales podrían juzgar la posición anti-tauromaquia aduciendo que, siendo la mayoría carnívoros, no tenemos piso moral para juzgar. Y es cierto, en parte. Pero hago una diferenciación: no podemos tolerar a la tauromaquia porque es la manifestación de la barbarie humana, la irracionalidad hecha diversión y negocio. ¿Se han preguntado cuánto tiempo agoniza un toro en la plaza? ¿Por qué tanto trámite antes de "comérselo"? Ah no. Pero los humanos somos bondados, si el toro hace una buena faena le perdonamos la vida, qué importa si lo dejamos afectado, total, todo acaba en nuestro estómago. Y leo a Correo y me encantaría escuchar la opinión de Aldito, sobre todo cuando en su diaro hay una sección de Toros.

Luego vienen otros temas sobre el mismo acto de matar a un animal, en cualquier modalidad; sobre ¿cuáles crees que son los derechos animales que reconoces?. Yo considero que estaríamos entrando a otra cancha (y me he cuestionado a veces al ver cómo van las cosas en los camales). Lo cuestionable en el tema taurino no es el hecho de matar a un animal, sino de alimentar nuestra monstruosidad disfrutando del espectáculo, tomar una chelita y gritar ¡Olè!

6 comentarios:

Ruth González Cebada dijo...

La mayoría de las afirmaciones que vierten los antitaurinos son mentira y otra buena parte está desvirtuada. El toro tiene posibilidad de defenderse y se cria para eso. ¿O es que es más "ecológico" y progre que se extinga la especie del Toro de Lidia? X ke no nos engañemos,¿ quien iba a criar toros para ke corran x el campo sin ninguna utilidad? Además, la mayoría de los antitaurinos comen crerdo, ¿sabéis como se mata al cerdo? se le destripa vivo y se le desangra, para deleite del bocata de chorizo del antitaurino de guardia que seguro que luego corre borracho las vaquillas de su pueblo. ké me dices del paté? saben los progres antitaurinos que a las ocas se la enferma el hígado para que se les agrande a base de alimentarlas a la fuerza x un embudo para que salga más cantidad de paté de cada una?? X favor, un poco de seriedad y al que no le gusten los toros que no vaya igual ke yo no voy al Zoo, una cárcel para animales y de la que los antitaurinos siempre se olvidan...

Edu nos vemos x el msn xD

Joze Luiz dijo...

Yo creo que el asunto es el espectáculo de la muerte del toro, no la muerte misma ni los usos posteriores... Muchas de las corridas de toros en los pueblo andinos son divertidísimas. y sabes qué, alli el toro nunca muere

Trivialidades
sistémika

Zajnóstiko dijo...

No se trata se una crítica "pro-ecológico" o progre como le llamas. Y sí que tienes razón de la posibilidad de defensa de un toro: 1% de éxito; de que la hay, pues la hay. Estaríamos en condiciones iguales si le diesen al toro las mismas armas que le dan al torero, no olvidarse de la indumentaria.

Como dice Jose Luis, el punto es: El ESPECTÁCULO de la muerte de un animal.

Ruth dijo...

bueno el toro aparte de tener las armas de sus cuenros también tiene mas fuerza que el torero, no? eso si, no me gustan que en algunas corridas se droguen a los toros.. entonces si que el toro estaria en desigualdad de condiciones

Zajnóstiko dijo...

A ver... igualdad de condiciones significa que el toro el 50% de posibilidades para vencer. Entonces para vencer tendría que darle una cornada al torero y dejarlo tendido en el suelo, y pues como se iría a la mierda el espectáculo si de cada 4 corridas se nos mueran (o caigan desmayados) 2 toreros habría que ajustar un poquito tal "igualdad de condiciones".

Las cosas como son =)

zUb dijo...

Haber si se dan cuenta, los que han ido a alguna corrida que en la mayoria de ellas los cuernos del toro se doblan, o creen que estan afiladitos y listos para herir al torero? pues se cuida el espectaculo y el espectaculo es q un hombre le haga frente a un toro y lo venza, no importa si el toro esta medio drogado, golpeado, con sus cuernos doblados o cualquier otra cosa, no, al espectaculo hay que cuidarlo. Ni más ni menos señores.